Procesos

Protección de superficies

Una vez terminados los procesos de fabricación, los elementos se trasladan a la nave de pintura donde se aplican por aspersión los recubrimientos de acuerdo a las especificaciones del proyecto. La nave de pintura cuenta con un sistema de “Cabina Abierta”, que consiste en rejillas de piso con filtro y aspiración forzada mediante ventiladores de succión y ductos de salida. Este sistema aspira las partículas sólidas y vapores generados en la aplicación de las pinturas, los filtra y entrega al medio ambiente un aire sin contaminación. La cabina de pintura cuenta también con ayudas para controlar la humedad y la temperatura con el fin de realizar el curado de las pinturas en un ambiente controlado.

Las estructuras y piezas sueltas son rotuladas, embaladas y puestas sobre plataforma de camión o contenedor. Cada unidad de embarque es validada y relacionada en una lista de despacho conforme a lo planificado. Nos aseguramos que cada viaje cumpla con las condiciones de seguridad de la carga y preservación del producto.